Skip to content
BeneficiosDee.com

Semillas de chía: propiedades y beneficios para la sangre y los intestinos.

Semillas de chía: propiedades y beneficios para la sangre y los intestinos.
5 (100%) 1 vote[s]

¿Sabes que las semillas de chia se encuentran entre los súper alimentos más efectivos contra el estreñimiento, el colesterol, la diabetes y el sobrepeso? Aquí hay cuatro recetas para hacer el mejor uso de ellas.

¿Qué son las semillas de chia?

Las semillas de chía son las semillas de una planta, la Salvia hispanica , que pertenece a las Lamiaceae, al igual que la menta, la lavanda y la salvia común. Son parte de súper alimentos, alimentos que tienen un contenido de sustancias que son valiosas para la salud, como vitaminas, sales, enzimas, antioxidantes, fibras, etc., por encima del promedio de los alimentos. Por ejemplo, para el mismo peso, estas semillas tienen un mayor contenido de Omega3 que el salmón y el calcio que la leche, y esto es suficiente para convertirlas en un súper alimento.

Las propiedades de las semillas de chía.

Las propiedades están estrechamente relacionadas con la presencia en las semillas de excelentes cantidades de grasas buenas, fibras, proteínas, calcio, magnesio , etc. Entre estos destacan los anticolitis, anticolesterol y adelgazamiento, además de la acción preventiva de la diabetes y la osteoporosis, y la acción antiinflamatoria de la mucosa gástrica y el reequilibrio de hormonas para mujeres en pre y menopausia. Además, estas semillas reducen la presión arterial, fortalecen el cabello y las uñas, combaten los radicales libres y el envejecimiento, además de contrarrestar las arrugas y las manchas de la piel. Aquí, en detalle, los nutrientes de las semillas de chia que las hacen tan importantes para la salud.

Las grasas buenas de las semillas de chia reducen el colesterol.

Las semillas de chía son particularmente ricas en ácidos grasos esenciales Omega3, que constituyen aproximadamente el 20% de la semilla. Estas grasas “buenas” son conocidas por su acción protectora del corazón y el cerebro y más allá. De hecho, los omega-3 tienen efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo, que ayudan a combatir la depresión leve, reducen el dolor asociado con la artritis, la artrosis y el reumatismo en general, ayudan a regenerar la piel, fortalecen la función cerebral, previenen la enfermedad de Alzheimer y disminuyen el riesgo de tener colesterol.

Fibras de semilla de chía: el mejor remedio contra la colitis y el síndrome metabólico.

Las semillas de chía son una fuente rica de fibras dietéticas especialmente solubles, o fibras que nutren la flora bacteriana intestinal y regulan el intestino, por lo que son adecuadas tanto para el estreñimiento como para la diarrea. Además, su acción emoliente los hace útiles en presencia de estados inflamatorios del tracto gastrointestinal en general.

Para activar las fibras de las semillas de chia, deben colocarse en un líquido (leche, bebida vegetal, agua, etc.) o en yogur.Por al menos una hora antes de ser contratado. De esta manera, las semillas absorben parte del líquido en el que se sumergen (hasta 10-12 veces su peso) y se vuelven gelatinosas. La gelatina que se forma se compone de fibras solubles y puede llenar el estómago, aumentando la sensación de saciedad y absorbiendo parte de las grasas, el colesterol y los azúcares que se absorben a través de los alimentos, lo que reduce su absorción. Esto es ventajoso para la línea y contribuye a la prevención del síndrome metabólico, caracterizado por tener sobrepeso (especialmente con grasa abdominal), niveles altos de colesterol, azúcar y triglicéridos (grasas) en la sangre, resistencia a la insulina y presión arterial alta.

Las semillas de chía son ricas en isoflavonas útiles para las mujeres.

Recientemente, las isoflavonas también se han identificado entre los diversos componentes de las semillas de chia. Estas sustancias son antioxidantes (contrarrestan eficazmente el envejecimiento prematuro y los trastornos que lo caracterizan) y los fitoestrógenos, es decir, reducen los problemas debidos a la deficiencia de estrógenos, así como los causados ​​por su exceso. En general, las mujeres necesitadas y en la menopausia lo necesitan y con frecuencia lo llevan a través de la soja y sus derivados. Las semillas de chía, debido a su riqueza en isoflavonas, pueden usarse como una alternativa válida a la soya por aquellos que son intolerantes o alérgicos a este alimento, o que toman medicamentos para la tiroides.

Los otros nutrientes importantes de las semillas de chía.

Además de las buenas grasas y fibras, las semillas de chía también se caracterizan por su alto contenido de calcio (600 mg por 100 g), aproximadamente 5 veces más que una cantidad igual de leche (125 g por 100 g). Dado que estas semillas también contienen magnesio, su calcio se asimila más fácilmente y, por lo tanto, pueden considerarse un alimento útil para mujeres en pre y menopausia, con riesgo de osteoporosis debido a deficiencia de calcio, que por intolerancia o problemas de alergia o porque los veganos no toman la leche. Finalmente, recordamos la riqueza en proteínas (alrededor del 20%), útil para nutrir los músculos y quemar más calorías; en el hierro, elemento necesario para oxigenar la sangre; En selenio antioxidante útil para la piel; En vitaminas antiestrés B y en vitaminas C y E, que actúan en sinergia con el selenio gracias a sus propiedades antioxidantes.

Valores nutricionales por 100g.

  • 434kcal
  • Grasas 31g
  • Carbohidratos 0,5 g
  • Proteína 21g
  • Fibra dietética 36g

Semillas de chía: también adecuadas para quienes no toleran el gluten.

Como son naturalmente libres de gluten, las semillas de chía pueden ser parte de la dieta celíaca o sensible al gluten, un compuesto proteico que se encuentra en el trigo, cebada, centeno, espelta, espelta y khorasan. También puedo ayudar a regenerar la mucosa intestinal y las buenas bacterias que la habitan, debilitadas por el gluten.

Semillas de chía en el embarazo.

Estas semillas beneficiosas también pueden ser utilizadas por mujeres embarazadas para la prevención del estreñimiento, un problema muy común durante la gestación, y para enriquecer la dieta con elementos como Omega3, ácido fólico y hierro que también son útiles para el desarrollo del feto. .

Semillas de chía y niños.

Estas semillas, en una cantidad de 5 a 10 g por día, pueden incluirse en la dieta del niño, a partir del primer año de vida, en forma de pudines o batidos, o agregarlos al yogur. Son particularmente útiles contra el estreñimiento, especialmente cuando el niño rechaza las verduras y tiene una dieta baja en fibra.

Las dosis adecuadas: cuántas semillas de chia consumir en un día.

Un adulto puede consumir hasta 25 g de semillas de chia por día, recordando que deben tomarse en crudo y siempre agregarse a un elemento líquido.

Efectos secundarios y contraindicaciones de las semillas de chía.

Si no se exceden las dosis indicadas, rara vez hay problemas, principalmente debido a una sensibilidad individual o una mala tolerancia de las fibras, incluso de las solubles. Las drogas no deben consumir semillas de chia en las dos horas anteriores y seguir la droga.

Guía para comprar y almacenar semillas de chía.

Puedes comprar semillas de chia en tiendas de alimentos naturales, tiendas de alimentos orgánicos y algunos supermercados. Si es posible, elige siempre un producto orgánico. Si se almacenan lejos de la luz y en un lugar fresco y seco, duran mucho tiempo.

Semillas de chía: cómo usarlas en la cocina.

Estas pequeñas semillas oscuras, con un sabor que se asemeja vagamente al de las avellanas, se pueden utilizar a partir del desayuno, agregándolas al yogur, kéfir, leche o bebidas vegetales alternativas. También puede agregar a los ingredientes líquidos pasteles y galletas u otros productos horneados (si lo desea, 1 cucharada de semillas de chia puede reemplazar 1 huevo por un pastel o masa de galletas), sopas, minestrone, aterciopelado, risotto, albóndigas, relleno y rellenos.

En el mercado también es posible encontrar semillas de chia reducidas en harina, para ser utilizadas en la preparación de pan, postres horneados, para espesar sopas, cremas, batidos, etc.

Cuatro súper recetas aptas para todos.

  1. Pudín con chia semillas y bayas
    Ingredientes para 1 persona: 150 ml de leche (o alternativa vegetal); 2 cucharadas de semillas de chía; 1 cucharadita de miel o jarabe de arce; algo de fresa silvestre o algo de frambuesa 
    Preparación: vierta en un vaso, alternándolos, leche y semillas de chia. Tan pronto como haya alcanzado la mitad del vaso, revuelva bien, luego continúe hasta que termine estos dos ingredientes. Refrigere por lo menos 3 horas. Al comer la preparación, agregue la miel o el jarabe de arce y algunas frutas silvestres.
  2. Mezcla la avena y la chía para el desayuno
    Ingredientes para 1 persona: 120 ml de leche de vaca o soja; 2 cucharadas llenas de copos de avena; 1 cucharada de semillas de chía; 10 pistachos sin sal; 1 plátano pequeño; 1 canela en rama; 1 cucharadita de stevia (opcional) 
    Preparación: ponga las semillas de chia en la leche y deje reposar durante 15 minutos. Cubra los pistachos, pique y déjelos a un lado. Ponga la leche con las semillas de chía, los copos de avena y el plátano pelado en pedazos en la licuadora. Mezcla la mezcla hasta que esté cremosa y vierte en el vaso. Espolvoree la superficie con stevia, canela y pistachos previamente picados. Servir inmediatamente sobre la mesa.
  3. Agua de coco verde con semillas de chia
    Ingredientes para 1 persona: 1 cucharada de semillas de chia; ½ taza de agua; 150 ml de agua de coco verde; El jugo de ½ limón. 
    Preparación: poner las semillas de chia en infusión en agua, después de unos diez minutos producirán una especie de gelatina. Combine el agua de coco y el jugo de limón. Mezclar para distribuir las semillas en suspensión en la bebida y servir con hielo. Combate la fatiga, el estreñimiento, el estrés y facilita la pérdida de peso. Como alternativa al agua de coco verde, puedes usar una cantidad igual de kéfir.
  4. Minestrone con semillas de chia
    Ingredientes para 2 personas: 500 g de vegetales picados (apio, cebolla, calabacín, zanahoria, espinaca, col); 500 g de cubitos de patata; 250 g de garbanzos cocidos; 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra; 2 cucharadas de semillas de chía; Ajo y perejil picados y sal de mar entera al gusto 
    Preparación: ponga los vegetales picados en una cacerola; Verter también las patatas y cubrir con agua. Llevar a ebullición y agregar el ajo y el perejil picados. Después de 15 minutos, vierta los garbanzos cocidos y cocine por otros 25 minutos. Al final de la cocción, agregue las semillas de chía, deje reposar durante 10 minutos y sirva en la mesa.

Artículos similares